ART: La nueva máquina virtual de Android

Con el lanzamiento de Android 4.4 KitKat, Google ha aportado una serie de importantes mejoras en su sistema operativo móvil. Empezando por lo más obvio, como puede ser el rediseño de la interfaz gráfica e iconografía, hasta llegar a cosas no tan obvias, como es el hecho de poder elegir sobre qué máquina virtual queremos que se ejecute Android.

Para los no iniciados, os aclaramos que una máquina virtual es un software que simula un ordenador y puede ejecutar aplicaciones. Los casos más conocidos se dan en algunos usuarios de ordenadores Apple que instalan máquinas virtuales para poder ejecutar sistemas operativos como Windows o Ubuntu (véase también Fedora, OpenSUSE...) con el fin de poder emplear programas no compatibles con Mac.

Del mismo modo, el sistema operativo Android ha empleado una máquina virtual llamada Dalvik, la cual se encarga de ejecutar aplicaciones Java para el sistema operativo principal, que es Android.

Google, los wearables y Android Wear

Para los que no estéis familiarizados con el termino de wearable, os diremos que se trata de una nueva generación de dispositivos o accesorios que están diseñados para ser llevados como un complemento cualquiera, como es el caso de los relojes inteligentes, como el Samsung Galaxy Gear, o las gafas Google Glass.

Google y sus cláusulas para usar las Google Apps en Android

Que Android es un sistema operativo propiedad de Google, creo que ya no es noticia para nadie. Que este sistema es gratuito y de código libre, tampoco lo es. No obstante, no es oro todo lo que reluce y Google podrían no ser los paladines de la programación, tal y como mucha gente cree.

Veamos, no se trata de algo estrictamente negativo, pero sí bastante restrictivo y que deja a los fabricantes en una posición un tanto desfavorable. Me refiero a la famosa certificación de Google para terminales operados por Android.

Linterna LED de Rylan Roach: una estafa disfrazada de utilidad

Las utilidades de los smartphones y tablets se extienden más allá de lo imaginable. Así pues, una de las ventajas que nos aporta nuestro dispositivo, si viene con un LED a modo de flash para la cámara, es hacer las veces de linterna para alumbrarnos en la oscuridad, lo cual nos sirve para no fallar el cerrojo de la puerta o bien para buscar cosas debajo del sofá. No obstante, deja de ser útil cuando esta aplicación nos está robando, tal como sucede con la aplicación "Linterna LED" de Rylan Roach (la cual podéis identificar con la imagen de cabecera) que podíamos encontrar gratis en Google Play Store.